Cómo cuidar mi piso de Parquet frente a la humedad excesiva y factores climatológicos

El Parquet o Parqué, es un tipo de suelo que anda cobrando cierta popularidad y relevancia en la actualidad. Sin duda es un piso que le da clase a cualquier hogar u oficina, no por nada se le puede ver a dicho material en sitios turísticos o abiertos al público, como palacios, museos, entre otros.

Cómo cuidar mi piso de Parquet frente a la humedad excesiva y factores climatológicos

La humedad es un factor inherente al clima de nuestro planeta; su presencia nos beneficiará o afectará dependiendo de las situaciones y de cómo podamos controlarla.

Muchas veces cuando tenemos problemas de saturación en la casa u oficina, tendemos a normalizarla, y creemos que con solo taparla con pintura u otro elemento, será suficiente para mitigarla o desaparecerla; nada más lejos de la realidad, porque solo estaríamos ocultando ciertos síntomas de lo inevitable: un daño a nivel estructural debido a la humedad, algo que solamente no se arreglaría tan fácilmente.

Los daños de la humedad a los pisos de Parquet y cómo evitarlos con el deshumidificador

Precisamente, el suelo de Parqué tiene un enemigo natural bastante fuerte: la humedad. Es por ello que necesitamos saber cómo contrarrestar este problema con ayuda de un deshumidificador, o saber a qué otras alternativas podemos acudir, si es que planeamos instalar este tipo de piso en la casa u oficina.

Un exceso de saturación atmosférica en un lugar con piso de Parquet, deformará los segmentos de madera, causando un inevitable y rápido deterioro, acrecentando la velocidad de envejecimiento.

El proceso de su eventual deformado se debe a la naturaleza de las mismas propiedades que tiene el Parquet, es decir, que este material hace un intercambio de humedad con el entorno que lo rodea. El Parqué posee por sí mismo un rango de humedad que va del 7 al 9 por ciento, entonces, si tal intercambio excede el límite permitido, entonces la

Cómo cuidar mi piso de Parquet frente a la humedad excesiva y factores climatológicos

madera se hinchará y pudrirá, y si esto no sucede temprano, eventualmente la liberación de tal humedad excesiva llevará a que la madera presente fisuras o grietas importantes en su composición.

Es por ello que se aconseja mantener los niveles de saturación debidamente controlados en todo momento, para que nuestros pisos e incluso muros, no sufran deterioros; la instalación de un deshumidificador puede ser una buena idea.

Consecuencias de la humedad estructural de la casa

Esto sin duda es un problema serio, porque la humedad estructural de cualquier edificio, ya sea en muros o desde sus mismos cimientos, dañarán progresivamente los materiales de construcción del hogar u oficina. Definitivamente la solidez de la edificación se verá en riesgo, y si no se reacciona rápido, podría resultar peor.

Es trascendental que llame a un experto en construcción o estructuras de Parqué para que sepa hacer un diagnóstico de tal problema, y así resolverlo de raíz, ya que como dijimos antes, poner pintura encima de las humedades, solo tapará temporalmente la desfavorable situación.

Cómo contrarrestar riesgos de daño en piso de Parquet o tarima flotante

Si se derramó agua en el suelo, es importantísimo que remuevas todo indicio de humedad, porque este elemento sin

Cómo cuidar mi piso de Parquet frente a la humedad excesiva y factores climatológicos

duda es el peor enemigo del Parqué. Asegúrate de eliminar todo rastro de agua, tanto en superficie como en los recovecos o juntas; si es preciso, usa algún ventilador para secar rápidamente.

Mantener niveles de humedad equilibrados. Con el deshumidificador y la correcta ventilación, podrás asegurar un equilibrio climático en el interior de la casa, y así no afectar el piso. Se recomienda que la humedad esté entre un rango de 35% y 65%.

Si notas que el suelo de Parquet se levanta de una manera repentina y hasta agresiva, entonces es probable que tengas alguna fuga, revisa la estructura de tuberías y la casa en general. La humedad lleva a la proliferación de hongos, bacterias y hasta ácaros, que afectarán invariablemente el estado del material, ¡mantén a raya la humedad excesiva!