Cómo eliminar el moho de humedad en el yeso especialmente

Cómo eliminar el moho de humedad en el yeso especialmente

La importancia del deshumidificador en la casa u oficina para mantener las paredes limpias y sin olor

Es normal que cuando existe una alta humedad en nuestra casa u oficina, se presenten ciertos indicios de moho en la estructura, y uno de los principales afectados es el yeso de muros y techos. Es esencial que tengamos cuidado con eso, ya que no queremos fallas estructurales que sean provocados por una humedad descontrolada, es ahí donde entra la importancia del deshumidificador.

Cómo eliminar el moho de humedad en el yeso especialmente

Por ejemplo, cuando tenemos estructuras de madera, es esencial mantener los factores climatológicos internos en estado de equilibrio. Si se llegará a presentar moho en dichos materiales, será preponderante hacer una limpieza profunda de la madera, y lo mejor sería contratar personal especializado para la tarea, o en su defecto, preparar una solución especial para eliminar todo rastro de hongos, sin que llegue a perjudicar el estado de la madera.

Asimismo la ventilación es esencial para estos casos, ya que así mantendremos el lugar fresco y libre de aglomeración de moho. Ahora, veremos cómo evitar la aparición del moho en el yeso.

Lo primero que hay que saber, es que cuando los paneles de yeso sin pintar contraen moho de humedad, lo mejor será reemplazarlos por completo, ya que estos al ser porosos, no se eliminarán completamente.

Cómo podemos remover el moho del yeso

Los puntos que a continuación se van a enumerar, son relativamente sencillos de ejecutar, sin embargo, si nunca has hecho esta clase de actividades, o simplemente si no te sientes seguro(a) de hacerlo, lo mejor será llamar a expertos en el tema, porque lo menos que queremos es que dañes aún más la estructura molecular del yeso.

Cómo eliminar el moho de humedad en el yeso especialmente

1.- Primero lo que debemos hacer es usar un cuchillo para remover la sección dañada del panel de yeso que tenga el desagradable hongo de humedad. Es importante que trates de cortar una zona que cubra como mínimo 2 de las vigas de madera que se hallan detrás de los paneles de yeso. Si lo haces correctamente, podremos adjuntar con facilidad los sustitutos de paneles de yeso entre las dos vigas de madera.

2.- Luego con los nuevos paneles que acabas de comprar, habrá que cortarlos con las medidas exactas que cortaste en los paneles viejos, para ello, tendrás que recurrir a una cinta métrica para la medición exacta del ancho y largo, después de todo, el ajuste tendrá que ser exacto. Posteriormente, con el mismo cuchillo, cortarás el nuevo yeso.

3.- Si mediste correctamente las dimensiones de ambos paneles de yeso (viejo y nuevo), entonces no tendrás problema de que encajen perfectamente, una vez que te hayas asegurado de eso, ahora emplearás los tornillos necesarios para ajustar y adjuntar correctamente la sección nueva de yeso con la que ya está emplazada en el muro, siempre asegurando que empotre bien con las vigas de madera.

4.- Posteriormente, vendrá la aplicación del compuesto de barro o yeso para pegar las secciones en el muro, solo hay que dejar que tales compuestos actúen y se sequen adecuadamente.

5.- Cuando pase un día completo después de la aplicación del compuesto de barro o yeso, ahora pasaremos a aplicar la lija para alisarlo por completo y ya una vez hecho, entonces tendremos la opción de pintar el área previamente lijada.

6.- Es posible que durante todo el proceso, se haya esparcido un poco de moho por el muro, para ello, usa una especie de aspiradora, un dispositivo de ventilación o algún purificador con filtros hepa para que actúe de forma gradual sobre el área afectada. También recuerda que colocar un deshumidificador en zonas vitales, donde sepamos que puede aparecer una humedad considerable.

Solo para concluir… si usted encuentra moho en el muro con el yeso pintado, no será necesario todo el proceso antes descrito, ya que debemos asumir que el daño solo es superficial, y no a un nivel molecular en el yeso. Solo habrá que limpiar, cuidando de no dañar la pintura, y mantener muy bien ventilado el lugar, con algún dispositivo de deshumidificación.