Condiciones óptimas en aulas de preescolar

(Uso de deshumidificador en jardín de niños)

Los jardines de niños son áreas donde se aplica una educación formativa inicial o básica a niños entre edades de 3 a 6 años. En estos lugares se debe tener un cuidado muy especial, ya que los pequeños pueden ser muy vulnerables y potenciales receptores de enfermedades respiratorias. Es fundamental que las aulas estén muy limpias, tanto en pisos, pupitres, ventanas y cuanto objeto esté alrededor de los niños. Como sabemos, la humedad es una fuente portadora de microbios que no respeta lugares, ésta se formará por las condiciones climáticas de la zona. Los niños podrían contraer reacciones asmáticas y alérgicas, incluso hasta infecciones severas, todo esto se duplica por el sistema inmunológico débil de los menores.

Las aulas de un kínder deben estar muy bien ventiladas y que les llegue la luz del sol, no se debe permitir filtración alguna de humedad que atente contra la salud infantil, las distintas áreas de un jardín de niños tienen que contar con equipos de deshumidificación o extracción. Asimismo, el personal como educadoras, enfermeras, administrativos y directores deberán estar al tanto de la higiene personal de los niños, promoviendo la cultura del aseo hacia los pequeños y a sus padres.

Es importante inculcarle al infante las normas de higiene tanto personal como de su entorno, pero cómo hacerlo si las instalaciones del mismo preescolar no dan a entender la importancia de eso. Incluso se han publicado estudios en que se afirma que los niños responden mejor a un ambiente físico limpio y bien organizado, y su aprendizaje se va enriqueciendo aún más.

Se tiene que hacer una evaluación en cuanto al estado del aula, es decir, si ésta tiene la temperatura, la iluminación y la ventilación correcta. A veces el uso de los ventiladores o calefactores puede ser imprudente, sobre todo si no se sabe regular o controlar, a sabiendas también, que los niños son susceptibles a cambios climáticos recurrentes. Tan solo para controlar la humedad en un aula infantil, se necesitaría de un deshumidificador, que proporcione limpieza y frescura a dicha área.

Es esencial que las autoridades sanitarias empiecen a observar detenidamente las condiciones de un jardín de niños, en áreas como baños, áreas de esparcimiento, enfermería y los salones de clase; ya sean instituciones de gobierno o privadas.