Contingencia ambiental interna daña la climatización sana de un lugar de trabajo y el hogar

Mejorar ambiente hogareño y laboral con prácticas orgánicas y sistemas menos contaminantes

Indoor generation, ¿qué es? Es una denominación hecha a conciencia por el grupo Velux, que lamentablemente define a la sociedad actual y su modo de vida. Son para las personas que pasan entre el 80 y 90% de su tiempo en interiores, que además, están contaminados. Las organizaciones mundiales han expresado que muchas veces, en el interior de las casas y oficinas, existe una polución tan extensa, que incluso rebasa los niveles de los exteriores.

Climatización en museos

Climatización en museos

Cuando impera la toxicidad y falta aire puro en interiores, como oficinas, casas y edificios en general, resulta ser un catalizador muy importante para la mortalidad de las personas en tales recintos, y más aquellas que poseen problemas respiratorios y cuestiones cardiovasculares importantes. Se estima, que durante el 2016, más de dos millones de personas podrían haber fallecido por esas causas, aunadas claro está, a otras, como alimentación, estilo de vida, consumo de medicamentos, vicios en general; la contaminación y contingencia ambiental interna y externa, es un motivo de peso, al menos así lo ven los especialistas.

La adecuación de los espacios internos, sobre todo cuando se trata de temas laborales, en estos tiempos, deben ser impecables en la percepción de pureza del aire. En ese sentido, la arquitectura y edificación de las oficinas, deben estar a otro nivel, en cuestión de sustentabilidad, pero también sin descuidar las condiciones microclimáticas, para beneficio de las personas, en su salud y satisfacción.

La ventilación natural al igual que los mecanismos de climatización sana de reciente tecnología, deben converger de buena manera, que incidan en un clima saludable y con el menor coste de energía y dinero. Purificadores de

Practicas organicas para climatización

Practicas organicas para climatización

aire pueden reemplazar a ventiladores, cuando estos últimos no llenan las expectativas de un espacio. Ahora, todo depende también, del manejo de las áreas internas.

Prácticas recomendables en el hogar y oficina para tener un ambiente menos tóxico y con climatización sana

Limpieza de herramientas y objetos con vapor. Muchas personas vinculadas con la ecología del hogar, del trabajo y del planeta en general, recomiendan emplear vapor para la desinfección de gérmenes y bacterias, sobre todo en utensilios de metal que usamos para trabajar. De hecho, en áreas de medicina y en la misma cocina, el vapor suele ser un método de desinfección básico, donde se usa maquinaria que forman chorros de agua y vapor.

Limpieza de objetos con vapor

Limpieza de objetos con vapor

Lo que se pretende con esto, es que no se desperdicie tanta agua en el momento de limpieza, porque es bien sabido o al menos así lo recalcan los expertos, que por cada litro de agua, se derivan cien litros de vapor, suficientes para limpiar un área y los objetos que le confieran. En ese sentido, se puede usar el vaho solo, o añadirle algún agente limpiador, que sea lo más orgánico posible.

Esa limpieza, añadida a la instalación de purificadores de aire, hará que en el interior de cualquier zona se perciba un aire puro, sin los efectos de los limpiadores químicos que tanto nos hacen daño.

Existen generadores de vapor que se utilizan para la industria o de forma comercial, para las saunas. Pero también se les podría sacar provecho para la higienización de una casa, lugar de trabajo, oficinas comunes y diversas herramientas.

Los mismos humidificadores, deshumidificadores, purificadores de aire, se encargan en cierta forma de ionizar un ambiente, para mantenerlo lo más limpio posible, con el máximo rendimiento energético, siendo a veces la utilización de estos aparatos, más recomendable que el mismo aire acondicionado o cualquier sistema de

Climatización organicas

Climatización organicas

climatización convencional, debido al ahorro energético y sin contaminantes. Así que, todo depende de la imaginación de cada quién, para añadir los sistemas más amigables con el medio ambiente.

Asimismo, la aljofifa, bayeta o paño para fregar, son buenas para la limpieza de superficies cristalinas, sin la necesidad de usar productos químicos convencionales. Igualmente, existen productos biodegradables y que limpian de forma natural, como el jabón de Marsella, hecho solo a base de aceite de oliva y sosa, así como el famoso “árbol de jabón” o nueces de limpieza.

El limón suele ser un desinfectante natural muy efectivo contra ciertas manchas, que a la par de agua caliente y un pulverizador, se podría higienizar todo un lugar, sin necesidad de gastar y usar químicos dañinos para el sistema respiratorio y neurológico del humano.