COVID-19 no debería poder resistir un ambiente con alta temperatura y baja humedad: Estudio

Control de humedad y temperatura para un ambiente más sano en tiempos de pandemia

A través de la revista, Physics of Fluids, sus investigadores se han dado a la tarea de analizar el comportamiento del SARS-CoV-2, el derivador del COVID-19. Es posible que a bajas temperaturas y con una humedad alta en el ambiente, la propagación y resistencia del virus sea magnificada, en comparación con lugares que posean temperaturas más equilibradas o calurosas, y saturación atmosférica más baja; además, también hay que tomar en cuenta a las superficies.

Covid-19 al estornudar

Covid-19 al estornudar

En ese sentido, antes hemos hablado de la importancia en el control de humedad y temperatura, por medio de deshumidificadores, para tener ambientes más sanos dentro de un determinado recinto.

El trabajo realizado por estos científicos y posteriormente publicados en la revista Physics of Fluids (Física de Fluidos), se han dado a la tarea de estudiar un paciente con COVID-19, analizando de cerca los fluidos expulsados por la misma persona, y la incidencia de dichos fluidos de acuerdo a ciertos parámetros, como ángulo de dispersión y contacto, volumen de las gotículas, la cantidad de humedad presente en el lugar, así como la temperatura del ambiente.

Para ayudarse, han tenido que tomar como referencia diversos estudios anteriores con respecto a otras infecciones virales, como la gripe. Los mismos electrolitos y la sal en la saliva, también tienen mucho que ver. Sin embargo, lo más importante que observaron, es que las gotas grandes expulsadas de forma horizontal, suelen viajar varios metros antes de que se postren en el piso. Asimismo, cuando se tratan de estornudos, la distancia se hace aún más grande, aproximadamente de 7 a 8 metros.

¿Qué otros factores inciden en el viaje de los virus y saliva de acuerdo a los científicos? El aire cálido y húmedo. Este

Humedad y temperatura contra Covid-19

Humedad y temperatura contra Covid-19

tipo de factores rodean a las goticulas expulsadas y las transporta aún más lejos, posibilitando la infección de forma importante. En ese sentido, el control de humedad y temperatura, a través de humidificadores y deshumidificadores, cobra una mayor relevancia, al menos desde la teoría.

Existen varios parámetros para calcular y determinar la evaporación de las gotas de saliva al ser expulsadas de la boca, al momento de toser o estornudar. Una de ellas es precisamente los diámetros y densidades de la gota en el aire y la que descansa sobre una determinada superficie, donde implica una serie de cálculos matemáticos. El otro parámetro: la incidencia de la humedad.

Efecto de la temperatura ambiente, humectabilidad de superficie y humedad relativa en el tiempo de secado de la gota

Para entender el contexto a más profundidad, los investigadores de la revista <Psysics of Fluids>, examinaron con detalle y conciencia, el comportamiento de las gotas contaminadas en un recinto cerrado de temperaturas variables con sus respectivos porcentajes de humedad. A groso modo, nos da a entender que si existe una humedad

Covid-19 y control de humedad y temperatura

Covid-19 y control de humedad y temperatura

equilibrada y variaciones de temperatura más elevadas, entonces habrá menos riesgo de infección al tener contacto con una superficie previamente tocada por una gotícula infectada.

Desmenuzando, se dieron cuenta que a 25°C con una humedad del 50%, las gotas pequeñas se evaporarán en aproximadamente 6 segundos, y si son gotas de mayor tamaño, la evaporación aumentará hasta los 27 segundos; asimismo, el tiempo de evaporación aumenta porque la misma gota incrementa su radio y volumen. También notaron que aumentar la temperatura 15 grados más en el ambiente, los tiempos de evaporación se reducirán sustancialmente, en aproximadamente un 50%, de acuerdo a los cálculos ejecutados por el grupo de científicos. Todo esto se manifestó en un ambiente normal, en una habitación con aire acondicionado en pleno verano y al aire libre.

El control de humedad y temperatura por medio de nuestros aparatos como sistemas de climatización, humidificadores, deshumidificadores, purificadores de aire, así como el buen uso de la ventilación natural, sería fundamental para que haya menos riesgo de infección viral, de acuerdo a los parámetros antes vistos, hechos por expertos en la materia.