Deshumidificadores desecantes ¿En qué se diferencian de los modelos refrigerantes?

Deshumidificadores desecantes… ¿En qué se diferencian de los modelos refrigerantes?

Con respecto a los deshumidificadores, es importante mencionar que existen varios tipos en el mercado, entre los que destacan los refrigerantes y los desecantes, los cuales poseen notables diferencias que consideramos pertinente que conozcan para que determinen cuál es el más adecuado a sus requerimientos.

Siendo el tipo desecante el que ofrecemos en H2O TEK, hablaremos con más detalle sobre él en esta nueva entrada de nuestro blog que esperamos sea de su agrado, para después contrastarlo con el tipo refrigerante. Sin más que agregar, ¡Comencemos!

¿Qué es un deshumidificador desecante?

Para empezar, intentemos ofrecer una definición clara y sencilla sobre este equipo disponible en nuestro catálogo, a saber, el deshumidificador desecante. Consiste en un dispositivo que se encarga de regular la humedad presente en el aire, mediante el uso de una sustancia química que tiene el potencial de absorber con efectividad la humedad:  sílice, la cual es la sustancia más utilizada en los equipos de deshumidificación desecantes, aunque también suelen usarse en menor medida otras opciones como el cloruro de litio.

Ahora bien, con respecto al gel de sílice, es una sustancia sólida, así como adsorbente y transparente, la cual tiene la capacidad de absorber grandes volúmenes de humedad sin sufrir alteraciones químicas o físicas. Asimismo, es bastante porosa con muchos capilares en los que es absorbida la humedad para después ser condensada y contenida en forma de líquido.

Seguro ya conocen a este material debido a que se usa con bastante frecuencia en diversos productos propensos a sufrir daños por humedad, como los frascos de medicamentos, los alimentos, el calzado, los equipos electrónicos, etcétera. Este suele venir en una presentación de empaquetado, en bolsas pequeñas texturizadas así como en forma de granos diminutos y transparentes, además, la sílica gel (como también se le conoce), no presenta un perjuicio para la salud, aunque puede presentar ciertos niveles de toxicidad si se combina con cloruro de cobalto. Por fortuna, tal combinación no se utiliza para aplicaciones comerciales, ni para el funcionamiento de los equipos de deshumidificación, razón por la que es totalmente seguro su uso para la absorción de la humedad. A ello, cabe agregar que se trata de uno de los materiales desecantes con mayor durabilidad, por lo que pocas veces tiene que reemplazarse.

¿Cómo operan los deshumidificadores desecantes?

El proceso de deshumidificación de los equipos desecantes es regulado por una rueda interna construida con un material desecante como lo es el señalado gel de sílice. Dicha ruda o rotor, se confecciona también con diversas capas y canales, a través de las cuales pasa el aire absorbido del entorno por el sistema.

Ahora bien, cuando el dispositivo es puesto en marcha, la rueda comienza a girar, provocando que el proceso de absorción de la humedad en el aire sea tanto constante como uniforme; es importante señalar aquí que existen dos flujos de aire que pasan por el rotor mientras está operando: el flujo del aire del entorno a deshumidificar, y el flujo caliente de aire que se requiere para que el material desecante sea reactivado (dicha reactivación consiste en la cesión del líquido que la rueda absorbe al flujo caliente de aire, con el fin de precipitarla en un depósito de llenado).

Cabe añadir, sin profundizar en conceptos de física, que la diferencia de presión entre la superficie desecante y el aire del entorno, causa la emisión o absorción de la humedad por parte de la señalada rueda.

¿Qué son los deshumidificadores refrigerantes?

Una vez explicados los modelos desecantes que ofrecemos en H2O TEK, debemos abordar a los deshumidificadores refrigerantes, los cuales son también bastante útiles. La diferencia más notable es que los modelos refrigerantes son también considerados como equipos con compresor. Por medio de un ventilador, los sistemas refrigerantes se encargan de aspirar el aire para filtrarlo y direccionarlo hasta un evaporador, el cual se halla a una temperatura muy baja gracias a que integran un gas refrigerante.

Al pasar la humedad presente en el entorno por el señalado evaporador, el agua alcanza a su punto de rocío, con lo que se condensa y se separa de este. El agua que ha sido extraída del ambiente puede ser almacenada en un depósito integrado en el equipo, o puede también ser desechada a través de un desagüe. Para culminar con el ciclo, el aire atraviesa por un sistema de condensación en el que es calentado para que recupere su temperatura inicial y pueda liberarse de nuevo al exterior.

Y… ¿Cuáles son las diferencias?

Con lo dicho hasta aquí es probable que se intuyan algunas de las diferencias entre los ejemplares desecantes y los refrigerantes, sin embargo, existen otras singularidades que deben conocer y que mencionaremos a continuación:

  • Debido a que no integran un compresor, y a la mecánica reducida que se utiliza en la construcción de los modelos desecantes, estos suelen ser más silenciosos que los refrigerantes.
  • Por lo dicho en el punto anterior, la ausencia de los compresores hace que los modelos desecantes tengan un tamaño menor y sean más ligeros que su contraparte.
  • Los equipos desecantes son de suma utilidad en estancias frías como bodegas, barcos, o sótanos, gracias a que no cuentan con sistemas de compresión. Esta es una limitación bastante conocida de los equipos refrigerantes, ya que pueden congelarse si la temperatura del entorno es menor de 15°C.
  • Los sistemas desecantes, pese a ser más ventajosos, implican un consumo mayor de electricidad que su contraparte.
  • Cierto es que los deshumidificadores desecantes suelen ser más caros en su funcionamiento, sin embargo sí son más eficientes en lo referente a la deshumidificación, razón por la que son más demandados que los equipos refrigerantes.

Los mejores equipos desecantes en H2O TEK

Esperamos que esta entrada les haya sido de utilidad. Si están interesados en la adquisición de un sistema desecante de la mejor calidad, o en otros productos como los humidificadores, no duden en contactarnos a nuestro personal de atención a través de las líneas 800 9 H2O TEK (800 9426 835). Con gusto atenderemos cada una de sus dudas e inquietudes. ¡Gracias por su visita!