El moho deteriora los libros

(Cómo evitar la aglomeración de moho con el uso del deshumidificador)

Como es bien sabido, en temporadas de calor y humedad, es inevitable la presencia del moho en cualquier espacio, ya sea una casa, en el spa, en los baños del club deportivo y hasta en lugares impensables como en la librería, bibliotecas públicas, en la biblioteca de tu casa o de la universidad.

Los libros o revistas que tanto nos gustan podrían verse atentadas por el ataque de un hongo generado por la humedad. Es primordial conocer que el moho puede corroer las páginas de tus libros más valiosos, y obviamente este hongo también puede generar malas consecuencias a tu salud.

El moho también creará un olor particular un tanto desagradable que es fácilmente extensible hacia otras áreas de algún recinto. Un dispositivo deshumidificante es esencial para contrarrestar esa molesta humedad generadora de hongos.

Cuando la humedad en el ambiente está entre un 70 y un 90%, significa que hay una cantidad de vapor en el aire muy importante, sin embargo lo pasamos por alto pensando que no es tan importante. Por eso es muy recomendable contar con graficadores de humedad y temperatura, esto porque la proliferación del moho sucede cuando el clima de un lugar es elevado. Si la biblioteca goza de un sistema de ventilación o calefacción dependiendo de la estación del año, eso no garantizará la aparición del hongo, ya que la temperatura de los estantes o gabinetes es mayor a la presentada en el ambiente.

Es aconsejable mantener la librería o biblioteca bien ventiladas, siempre y cuando el aire del exterior no sea húmedo, si el uso de este método no es factible, lo mejor será instalar un deshumidificador en el área donde se almacenan los libros. Recuerda que envolver los libros en plástico es una muy mala idea, ya que la captación de condensación será significativa, también evita colocar plantas o maceteros cerca de los estantes de los libros; asimismo trata de que los libros no tengan contacto con la pared o el piso, ya que la humedad entra con facilidad a través de éstos.

Cuidar tus libros es muy importante, ya que son frágiles y necesitan el máximo cuidado. Un aparato deshumidificante es una gran opción cuando se trata de minimizar la humedad en un área determinada.