Guía completa para adquirir un deshumidificador según sus necesidades

El deshumidificador dejó de ser un lujo y pasó a convertirse en una necesidad en cualquier hogar, sobre todo si viven con niños, adultos mayores o pacientes con deficiencias cardiorrespiratorias. Y es que la humedad excesiva puede constituir un grave problema para esta población en específico, por lo que no solo interviene en su comodidad y en la conservación de sus muebles, sino que tiene incidencia directa en la salud.

De manera que, cuando se trata de eliminar la humedad en su vivienda, es necesario contar con la ayuda tecnológica para que se sientan a gusto en todo momento. Y, desde luego, un deshumidificador es uno de los métodos más viables para eliminar la humedad sobrante de sus ambientes. Con este dispositivo inteligente podrán regular la concentración de vapor de agua, a fin de que no sobrepase los valores entre el 40% y el 60%, que son los índices recomendados por especialistas para que no se produzcan afecciones de salud.

Sin embargo, ahora que se han decidido a adquirir deshumidificadores para las estancias de su hogar, es posible que les asalten dudas: ¿Cómo saber qué tipo de dispositivo les conviene?, ¿Qué aspectos deben tener presentes antes de elegir el modelo apropiado? En este artículo hemos preparado una guía que podría resultarles útil, con toda la información necesaria para que acondicionen su casa a la medida de sus necesidades y las de su familia.

¿Qué es un deshumidificador?

Posiblemente ya han leído algo acerca de estos aparatos en otras entradas de nuestro blog, ya que en H20 TEK somos especialistas en todo tipo de equipos para el hogar; pero, si esta es su primera visita y todavía no están muy seguros de las razones por las que deben tener un deshumidificador en casa, aquí se los contamos. En principio, deben saber que la humedad relativa por encima de 60% contribuye a la aparición de microorganismos que producen enfermedades, recrudeciendo el cuadro sintomatológico en pacientes con patologías cardiorrespiratorias y elevando el riesgo de padecer infecciones.

El deshumidificador, por lo tanto, es un dispositivo que puede resultar muy útil para disminuir la humedad en exceso, lo que significa que las condiciones de habitabilidad, para ustedes y sus seres queridos, son más favorables. Y, de acuerdo con el proceso que se requiera para eliminar la humedad y su potencia, estos aparatos se clasifican en distintos tipos:

Según su modo de operar

  • Refrigerantes con compresor. A través de un ventilador, estos equipos absorben o aspiran el aire de la estancia, donde lo filtran y lo conducen hacia un evaporador a muy baja temperatura, debido a la presencia de gas refrigerante. Una vez que pasa por el evaporador, el agua presente en el aire se condensa y separa, quedando almacenada en el depósito para luego ser eliminada a través del desagüe. El ciclo finaliza cuando el aire pasa por el condensador, donde se calienta y vuelve a recuperar la temperatura natural, para ser expulsado hacia el exterior.
  • Desecantes o de gel de sílice. Estos deshumidificadores operan sin compresor o refrigerante, por lo que el aire es aspirado y llevado hacia el compresor, donde el rotor con material higroscópico, conocido como desecante, absorbe el agua. Dicho sistema, que funciona con gel de sílice, es el ideal para eliminar la humedad del aire en climas muy fríos o si viven en zonas donde imperan las bajas temperaturas en cierta época del año, consiguiendo una humedad por debajo del 35%.

Según su uso

  • En empresas y plantas de producción es común que haya humidificadores y deshumidificadores para generar las condiciones de trabajo necesarias. Se usan en lavanderías, piscinas, bodegas de distribución, cámaras frigoríficas, secaderos, secado de madera y, en general, toda clase de aplicaciones industriales, donde es necesaria una alta capacidad de extracción de humedad relativa del aire.
  • Son los que ustedes necesitan para sus hogares, ya que la exigencia de des humificación es inferior. La capacidad de extracción de agua en el aire suele variar entre los 5 y los 35 litros por cada 24 horas en operatividad.

Beneficios del deshumidificador que deben conocer

  1. Minimiza el riesgo de padecer alergias. Las reacciones alérgicas y las crisis asmáticas pueden ser más frecuentes en ambientes en los que los niveles de humedad relativa del aire son superiores a los recomendados por los especialistas. Y es que, al modificar las condiciones ambientales propicias para la reproducción de microorganismos, como los hongos, el moho y los ácaros, se minimiza el índice de desarrollo de patologías infecciosas. La idea es que el deshumidificador les permita mantener la condensación de agua por debajo del 50%.
  2. Minimiza la temperatura. El confort térmico es esencial para contar con condiciones de habitabilidad óptimas, lo que significa el deshumidificador favorece la evaporación del sudor, mejorando la comodidad del hogar al reducir tanto la temperatura ambiental que causa el calor, como la corporal.
  3. Previene la aparición de enfermedades. En ambientes con humedad relativa muy alta, proliferan las termitas, los ácaros, el moho, los hongos y otros microorganismos que son causantes de múltiples afecciones. Sin embargo, si disponen de un deshumidificador en casa, el riesgo de desarrollar infecciones descenderá notablemente, al tiempo que evitarán que sus muebles se estropeen.
  4. Mejora los síntomas reumáticos. Si padecen artritis u otras dolencias musculoesqueléticas, un deshumidificador es lo que ustedes necesitan. Una investigación reciente ha corroborado las ventajas de estos aparatos para la salud, concluyendo que el exceso de humedad en el ambiente, si bien no es causante de enfermedades óseas, sí puede agravar los casos de pacientes que ya viven con ellas.

En H2O TEK somos una empresa responsable, comprometida con su satisfacción y especializada en la venta de deshumidificador, humidificador, sauna, piscinas y muchos otros equipos. Para solicitar más información, pueden comunicarse con nosotros a través del chat en vivo, escribiendo al correo info@h2otek.com o llamando a nuestra oficina de ventas en CDMX (55) 5574 9734, (55) 5264 5077 o (55) 6719 8048.