Protección de maquinaria y equipos industriales por medio de control de humedad y temperatura

Tras los daños del COVID-19, en asuntos de salud y económicos, el gobierno mexicano ha decidido catalogar a la industria automotriz (fabricación de partes), la minería y algunos sectores de la construcción, como actividades esenciales, por lo cual en algunos estados, se activarán tales sectores.

Principales rangos de humedad relativa

Como se sabe, la humedad relativa es el porcentaje de vapor o partículas de agua que están presentes en el ambiente, con respecto a la temperatura ambiental (interna y externa); no hay que confundir o relacionar esta condición con los líquidos que se emplean para la producción de piezas mecánicas o plásticas.

Rangos de humedad

Rangos de humedad

Humedad relativa baja: 0 a 40%. Este es el rango de saturación atmosférica que puede haber en un lugar. Los niveles de sequedad pueden ser importantes, los cuales deben de tratarse con un humidificador, para así obtener un equilibrio húmedo y hasta térmico. La sequedad excesiva es mala para las personas, entre otras cosas, genera incomodidad en sus mucosas y respiración, pudiendo bajar los niveles de productividad.

Humedad relativa media: 40 a 70%. Se podría decir que es un rango de humedad aceptable, aunque podría variar de 40 a 60%. Todo dependerá del entorno específico de la industria. No es lo mismo una fábrica automotriz que una que trabaja con plásticos exclusivamente, o la misma industria farmacéutica.

Humedad relativa alta: 70 a 100%. Estos ya son niveles excesivos. Podrían representar un peligro para las industrias que tengan maquinaria o piezas para ensamblaje. No tener un control de humedad en dichos entornos, posibilitaría un deterioro en objetos y piezas mecánicas, por una proliferación de moho que dicho sea de paso, daña la salud de las personas, un tema bastante sensible en tiempos de pandemia como el COVID-19.

El control de la humedad y temperatura es fundamental en estos espacios, no solo para la integridad de las personas y por el bien de la productividad, sino también para cuidar los materiales y equipo costoso.

Tipos de instrumentación para medir la humedad y tener control de humedad y sus fluctuaciones

El higrómetro es la unidad principal que mide la saturación atmosférica de un área. Esta herramienta de medición es fundamental para controlar la humedad, porque como sabemos, los picos de humedad pueden variar mucho, dependiendo de la actividad que se desempeña en un área de producción, ensamblaje y almacenamiento; teniendo

Dispositivo para revisar el control de humedad

Dispositivo para revisar el control de humedad

en cuenta diversos factores climatológicos y de ventilación, en el uso de aire acondicionado, ventiladores o calefacción. El higrómetro es fundamental, y hay varios tipos con diferentes usos.

Diferencias entre el higrómetro análogo y digital. El primero, trabaja sin necesidad de baterías, cuya espiral bimetálica posee un sistema que percibe las variaciones de humedad, de acuerdo a sus longitudes a lo largo de la aguja. Por otro lado, el digital, posee una capacitiva o sonda con materiales higroscópicos que permiten una lectura muy precisa, por lo cual, los impulsos eléctricos reflejarán los valores de saturación atmosférica en la pantalla LCD; los valores son muy precisos y puntuales.

Psicrómetro. Este instrumento mide de manera indirecta, por medio de un termómetro húmedo que al estar conectado a un recipiente con agua, medirá el punto de rocío con respecto a la temperatura de otro termómetro seco y así, representar la humedad relativa.

No confundir humedad relativa del aire con humedad originada de procesos industriales

Es común que esto llegue a confundir un poco al personal. No es lo mismo la humedad relativa medida con base en las partículas de agua suspendidas en el aire por efectos climatológicos, a la humedad generada de los mismos

Control de humedad para industria

Control de humedad para industria

procesos por medio de vapor, gases u otros líquidos que se emplean.

En ese sentido, es posible que debamos acudir a termómetros e higrómetros industriales, con funciones especiales para poder hacer la medición de la humedad relativa en el aire, y así, hacer uso de deshumidificadores o humidificadores, según sea el caso.

No tener un control de humedad y temperatura, es posible que se presenten desgastes en los materiales, maquinaria e infraestructura de una planta de producción. Aunado a eso, es importante saber o recordar, que cada equipo industrial, necesita de un ambiente especial bajo el cual debe funcionar, evitando así, desajustes operacionales y que además, ayuda a la vida útil de las máquinas. Además, se controlarán las mermas.