¿Qué son los deshumidifcadores industriales?

La humedad es un factor de riesgo poco visible dentro de las industrias, sin embargo, puede tratarse con deshumidificadores industriales. Si se acumula en altas cantidades pueden incrementar los riesgos de corrosión y oxidación de las estructuras y equipos, además propicia el desarrollo de bacterias y moho, que pueden afectar la salud del personal si no utiliza equipo de protección.

En el pasado muchos propietarios creían que el problema podía resolverse mediante el uso de equipos de ventilación o emisión de calor. Si bien permitían reducir los niveles de humedad no eran suficientes, además, conllevaban altos costos en energía. La solución más eficiente hoy en día son los deshumidificadores. Son benéficos para la salud del personal y estructuras y eliminan la humedad en altos niveles. Si piensan adquirir un ejemplar es importante que conozcan los siguientes detalles.

¿En qué consisten?

En ciertos lugares del mundo o en algunas épocas del año incrementan los niveles de humedad en el ambiente, lo que hace casi inevitable mantenerlos en un grado aceptable dentro de almacenes o plantas industriales. La acumulación excesiva de humedad no solo genera molestias, también puede dañar las vías respiratorias del personal, lo que explica la importancia de los deshumidificadores.

Consisten en equipos de climatización, que disminuyen considerablemente la humedad ambiental. Existen versiones para uso doméstico, que son ligeros, portables y se adaptan a distintos espacios, sin embargo, son ineficientes para entornos industriales. Para ellos se requieren versiones industriales, que son más voluminosos, necesitan instalación y presentan mayor capacidad de aire.

Un deshumidificador industrial funciona según el principio de la condensación, que consiste en la aspiración del aire húmedo mediante un ventilador para que pase a través de la batería del evaporador, donde es enfriado por debajo de su temperatura de rocío. Se logra así la condensación en forma de agua de la humedad en el aire para que sea recogida en la bandeja de condensación de la unidad. Posteriormente el agua se evacúa por la tubería del desagüe y el aire seco y frío es trasladado a través de la batería condensadora donde es recalentada y liberada nuevamente en las instalaciones industriales.

¿Qué tipos existen?

Si bien el deshumidificador fue desarrollado al principio para su uso en industrias, se desarrollaron diversos tipos con diferentes potencias y para distintas aplicaciones. Actualmente, hay cuatro tipos que describiremos a continuación.

Deshumidificadores industriales

Se trata del tipo más completo y potente debido a su diseño complejo y sus componentes de alta resistencia. Son fabricados para usarse de manera continua y se usa actualmente en muchas industrias como cárnicas, agrícolas, farmacéuticas, madereras, entre otras. Se usan, por ejemplo, en los procesos de secado de embutidos y chorizos para su correcta maduración. También son utilizados como elemento de ventilación y si bien su precio es alto, son la mejor opción por amplia vida útil (de 10 a 15 años de uso continuo).

Deshumidificadores desecantes

Son los modelos más ligeros debido a que no integran compresores y reciben su nombre por el aire pasado a través de componentes desencantos que absorben la humedad. Existen dos modelos: clásico y eléctrico. El primero se usa en instalaciones pequeñas y el segundo en áreas más amplias como talleres y oficinas.

Deshumidificadores silenciosos

Son recomendables para oficinas y sitios donde el ruido es muy inconveniente como bibliotecas. Poseen pocos elementos mecánicos en comparación con los tipos anteriores para evitar la generación de sonidos fuertes. Los expertos recomiendan el uso de unidades que no vayan más allá de los 38 decibelios de ruido.

Deshumidificadores con calefacción

Tienen la ventaja de funcionar como calefactores. Permiten disminuir los gastos en calefacción en entornos con humedad relativa alta, ya que el calor se transmite de forma óptima cuando es eliminada. Son una opción recomendada para oficinas o talleres pequeños.

¿Cómo funcionan los deshumidificadores industriales?

Su uso permite filtrar el aire de los sitios para erradicar la humedad en el entorno. Para cumplir con su función poseen una bomba de calor, que produce una zona caliente y otra fría. La última se utiliza para condensar la humedad y eliminarla del aire y la primera permite devolver al exterior el aire, pero con una temperatura adecuada.

El proceso puesto en marcha por los deshumidificadores industriales es fácil de comprender si se conocen sus componentes principales.

  • Evaporador o zona fría. Las corrientes de aire son absorbidas primero y pasadas por este componente, donde la humedad es condensada para caer en un depósito.
  • Condensador o zona caliente. El aire llega a este componente tras pasar por el evaporador para recuperar su temperatura ambiente y expulsarlo al

¿Cuáles son sus aplicaciones más comunes?

Pueden usarse en cualquier sector que desee mantener la integridad de sus estructuras, sin embargo, hay algunas industrias que lo utilicen con mayor amplitud. La industria alimentaria es la usuaria principal de los deshumidificadores industriales, ya que evitan que crezcan bacterias y hongos, además, previene la pérdida de proteínas en ciertos productos.

Otras usuarias comunes son la industrias pirotécnicas y armamentísticas, donde son elemento crucial debido a su capacidad de optimizar el uso de la pólvora, además, su fabricación requiere ambientes con baja o nula humedad. Se usan también en sectores que requieren máquinas para trabajos en seco, como talleres automotrices donde se usan compresores de aire o necesitan proteger maquinarias propensas a la oxidación.

¿Qué ventajas ofrecen?

Son diversas, sin embargo, las más notables son las siguientes:

  • Disminuyen los daños causados por la humedad en componentes electrónicos y neumáticos.
  • Reducen considerablemente el crecimiento de ácaros y hongos, lo que evita enfermedades y agravamiento de alergias.
  • Evitan problemas típicos en entornos con alta humedad, como gripe común, lo que disminuye los gastos médicos y los tiempos de inactividad.
  • Mejoran el desempeño del personal al optimizar las condiciones del entorno laboral.
  • Evitan la corrosión y el deterioro de las estructuras metálicas de edificios y disminuye los lapsos de mantenimiento.
  • Impiden el daño de textiles como alfombras o cortinas.

La inversión inicial de los deshumidificadores industriales puede ser alta, pero el retorno de la inversión es rápido si se consideran las ventajas. Es importante que adquieran una unidad con empresas expertas en equipos de climatización de uso industrial. En H2O TEK nos hemos posicionado como una de las empresas más competitivas en nuestro país por la gran variedad de nuestros productos.

Encontrarán con nosotros modelos de gran capacidad como deshumidificador desecante y estacionario de nuestra marca, que fabricamos con acero inoxidable y tiene capacidad de 26 L/h. Si desean más información sobre nuestros equipos de control de humedad, marquen al (800) 9 H2O TEK (800 942 6835) o visiten nuestras sucursales en Monterrey, CDMX, Cancún, Guadalajara o Tijuana.