Reestructuración interna de la casa para desempeñar un home-office sano ante la nueva normalidad del COVID-19

Evitar enfermedades virales con humidificadores y deshumidificadores que propician un aire puro

El trabajo en casa o home-office, es una forma de vida que se ha insertado en la estructura social y laboral del ser humano, y aunque poco a poco se está regresando a las clases presenciales, y a la labor normal en las empresas, de

Evitar enfermedades virales con humidificadores y deshumidificadores que propician un aire puro

Evitar enfermedades virales con humidificadores y deshumidificadores que propician un aire puro

acuerdo a los colores de semáforos epidemiológicos, también es posible que las actividades laborales desde el hogar, vayan a ser una modalidad que permee durante mucho tiempo, por su practicidad y la necesidad de que las familias tengan más tiempo para convivir, entre otras cuestiones.

En ese sentido, el punto importante es reestructurar la casa desde un nivel de climatización interna. Los niños que estudian y hacen sus tareas en un lugar que se les adaptó, estarán más propensos a los contaminantes normales que se aglomeran en una casa, por la presencia natural del ser humano. Sustancias como formaldehídos, bencenos, ácaros, entre muchos más contaminantes, son potencialmente peligrosos, para niños, adultos y ancianos. También es cierto que varias de esas poluciones, se controlan con una buena higiene, sin embargo, hay algunas sustancias, físicas, químicas y biológicas, que necesitan otras cosas para su erradicación.

Climatización sana en zonas de estudio y trabajo dentro del hogar con humidificadores y desecantes

Climatización sana en zonas de estudio dentro del hogar con humidificadores y desecantes

Climatización sana en zonas de estudio dentro del hogar con humidificadores y desecantes

Uno de los puntos clave, es controlar la proliferación de ácaros, así como compuestos químicos que se forman por productos de limpieza, higiene, de comida, entre otras actividades. Esto se hace con una buena ventilación natural, con ventanas adecuadas y domos estratégicamente posicionados para la correcta circulación de aire; abrir puertas durante periodos a lo largo del día, ayudarían a un aire puro. Por otro lado, la ventilación mecánica es esencial para aumentar las tasas de intercambio de aire a lo largo del día.

Pero eso no es todo, porque los problemas de humedad siempre estarán presentes en lugares que son propensos a contaminarse con relativa facilidad. Es por ello, que la inclusión de deshumidificadores es fundamental para mantener una saturación atmosférica equilibrada, y que no se produzca el moho peligroso para la salud. Por otra parte, una sequedad excesiva es perjudicial para el microclima de una casa, afectando principalmente mucosas. Para obtener una sensación térmica ideal, la instalación de mecanismos de humidificación es igual de importante. El objetivo es que por medio de desecantes y humidificantes, se incentive un clima interno saludable, en todos aspectos.

La renovación de aire puro es una tarea obligatoria dentro de cualquier recinto cerrado, cuya iluminación forma parte de un ambiente sano, y más tratándose de áreas adaptadas para el estudio escolar de los niños y para el desempeño laboral de los adultos.

Climatización sana en áreas de ejercicio y zonas de relajación/meditación dentro de la casa

Climatización sana en zonas de estudio y trabajo dentro del hogar con humidificadores y desecantes

Climatización sana en zonas de estudio y trabajo dentro del hogar con humidificadores y desecantes

Mientras estén cerrados o delimitados por COVID-19 los espacios públicos, gimnasios, spas y centros de relajación, lo que queda es adaptar áreas de ejercicio, meditación y descanso para nosotros mismos. Si lo deseamos, seremos capaces de hacer un espacio extra en nuestra misma habitación, o usar ese cuarto extra que solo se está empolvando con el pasar del tiempo.

Tener en mente esta clase de proyectos, en cierta forma ayudaría a la correcta higienización de nuestro entorno, que beneficie a todos los miembros de la familia, sobre todo a los más susceptibles, como niños y ancianos.

Las velas aromáticas y la música relajante no serían lo único que nos ayude en ese aspecto, sino también la inserción de deshumidificadores, humidificantes u otra clase de sistema de purificación, que para muchas personas, funcionan como un anti estrés.

Áreas de ejercicio y meditación que posean un aire contaminado, incluso desde la forma más susceptible, invariablemente intervendrán en las prácticas de dichos lugares. Pero lo más peligroso, es la inhalación que supone en un ambiente así de sucio, donde nuestro cuerpo percibirá esos daños de manera sistemática.

Purificadores de aire, desecantes y humidificación mecánica, son ejemplos claros de dispositivos que crean un clima sano en cualquier entorno dentro del hogar, lugares de trabajo y hasta en áreas industriales.